Consejos para fotografiar niños de manera profesional

Consejos para fotografiar niños de manera profesional

Hacer retratos no es fácil, saber buscar la imagen perfecta requiere tiempo y conocimientos, algo que se puede complicar aún más si se trata de niños. Si quieres inmortalizar a la gente menuda ten en cuenta estos consejos para fotografiar niños, verás como acabas sacando el mejor partido de tu cámara y tus modelos.

Qué tener en cuenta para retratar niños

  • El trabajo previo es importante. Debes planificar el resultado final y tener muy claro lo que quieres conseguir. Si no quieres que tu trabajo quede como el resto busca paisajes diferentes, marcos inspiradores que puedan reflejar imágenes poco habituales.
  • Ten en cuenta que los niños deben pasarlo bien, si empiezan a aburrirse te será difícil captar su atención durante mucho tiempo. Lugares donde entre fotografía y fotografía puedan entretenerse los ayudará a estar más predispuestos a la sesión.
  • Debes planificar el modo de trabajo y el estilo de las imágenes. La velocidad y el modo de disparo influye determinantemente en el resultado. Los niños se mueven, de hecho no paran, así que escoge opciones de disparo que tengan tanta capacidad de movimiento como ellos.
  • Nunca se sabe cuando va a llegar la imagen perfecta, utiliza el modo ráfaga para tomar algunas instantáneas, especialmente cuando estén en movimiento. Entre tanta imagen seguro que puedes rescatar algo.
  • Es importante tener en cuenta sus características, como por ejemplo la altura. Debemos ponernos a su altura para que las imágenes que tomemos sean naturales y tengan diferentes perspectivas. Las imágenes desde una cierta altura pueden resultar muy interesantes, sin embargo, es conveniente realizar fotografías desde su punto de vista y desde una altura inferior a su posición.
  • Una vez estén preparados busca poses naturales. Los mayores saben como permanecer ante la cámara sin embargo los niños pueden acabar por adoptar posturas incómodas y poco naturales si se les obliga a posar. Por cierto, las sonrisas se acaban en algún momento, que muestren la cara que prefieran en cada ocasión.
  • Como todo trabajo necesita planificación, sin embargo los niños necesitan un trabajo muy flexible. Adaptarse a ellos es necesario para que el trabajo no se les haga duro y aguanten durante toda la sesión.
  • La composición es la base de la historia. Las imágenes son dinámicas y hablan de la situación que la rodea. Una buena imagen debe contar más de lo que se ve, aprovecha la expresividad infantil para contar la historia de la imagen.

Estos son algunos consejos para llevar a cabo una sesión de fotos con niños, si alguna vez has realizado alguna sesión infantil y quieres contarnos tu experiencia puedes hacerlo en nuestro blog.

Pepitadepepon